Cada gesto, cada decisión. Todo comunica. Sin saberlo, las empresas están enviando mensajes diarios al mercado con su propia actividad. Lo mismo ocurre con sus profesionales, especialmente con los directivos. Todo comunica y en el actual contexto de infoxicación cobra una gran relevancia hacerlo con eficacia, controlando el mensaje que queremos transmitir y consiguiendo que llegue en los términos que deseamos. En este contexto, surge una pregunta: ¿Cuáles son las claves para ser un buen comunicador?

Para encontrar una respuesta adecuada, debemos remontarnos a un libro publicado hace miles de años: Retórica, de Aristóteles. Una obra que concentra tres aspectos fundamentales para ser mejores comunicadores: ethos, pathos y logos.

Ethos significa esencialmente credibilidad. Un buen comunicador tiene que ser creíble ante la audiencia a la que se dirige. Especialmente si se trata, por ejemplo, del portavoz de una compañía ante el mercado, debe ser un profesional con un acreditado conocimiento y experiencia en el asunto sobre el que interviene. Son personas que muestran seguridad e integridad. Que tienen un expertise suficiente como para tratar un determinado asunto.

Pathos hace alusión a las emociones. Un buen comunicador tiene que seducir a su audiencia y comunicar con empatía. Debe mostrar interés y establecer lazos emocionales. En la actualidad, Pathos tiene una gran influencia en la percepción social sobre la efectividad de un comunicador.

Y Logos, por su parte, hace alusión a la lógica. Es decir, un buen comunicador debe emplear argumentos, exponerlos con claridad y apelar a la razón. Las personas deben entender el mensaje y las conclusiones del mismo.

Los tres mencionados conceptos están conectados y se complementan. La mejora de todos ellos es clave para ser un mejor comunicador.

Author

Consultor de Comunicación Financiera y Corporativa, con más de 13 años de trayectoria profesional. Diseño e implemento estrategias y planes de comunicación para compañías nacionales e internacionales —gran parte de ellas cotizadas—, que operan en diferentes sectores como el entorno financiero, industrial y real estate.

Write A Comment